post

Análisis: las razones del mal momento de Egan y Nairo

Los dos colombianos perdieron las opciones de ganar el Tour de Francia.

Por: REDACCIÓN EL TIEMPO
13 de septiembre 2020 , 03:56 p. m.

Este Tour de Francia ha tenido días complicados para los ciclistas colombianos, pero al mismo tiempo se han vivido jornadas buenas, y este domingo, con la llegada al Grand Colombier, luego de 174 kilómetros, ganada por Tadej Pogacar y en la que Primoz Roglic se ratificó en el liderato, pasó lo mismo.

Mientras en la subida final Egan Bernal y Nairo Quintana se descolgaron a 15 minutos de la meta, adelante Rigoberto Urán y Miguel Ángel López peleaban por terminar cerca de los mejores.

Cada vez que se devoraban los kilómetros, Urán y López se sostenían adelante, Bernal y Quintana perdían cada vez más tiempo.

En la meta, Nairo llegó a 3 minutos 50 segundos y Bernal a 7 minutos 20 segundos. Todo para ellos. ¿Qué les paso?

Ambos hablaron al término de la jornada. Nairo culpó a las dos caídas que tuvo hace dos días y de las cuales no se pudo recuperar, mientras que Egan advirtió que pasó un mal día, que se sintió mal y que no tenía las piernas.

Quintana comenzó este año con cinco triunfos: etapa y general en el Tour de la Provence y el Tour de VAR, además se impuso en la última etapa de la París-Niza, lo que hizo ilusionar a su equipo, a él mismo y a los colombianos.

Nairo venía embalado, su cambio del Movistar al Arkea le daba la opción de retomar la confianza y volvió a ganar una general después de su victroia en el 2017 en la Tirreno Adriático.

Ya en el Tour, luego del Tour de L’Ain y el Criterium Dauphiné, donde no hizo una buena actuación, incluso, se retiró en la última.

El Tour de Francia era su máximo objetivo. Nairo lo sabía, pero esa alegría solo le duró dos semanas. No estuvo a la altura debido, según él, a las caídas, algo que le impidió pelear más arriba de la general.

Nairo Quintana

Nairo Quintana perdió tiempo en la etapa 15 del Tour de Francia.  Foto: EFE

Lo cierto es que el ciclista colombiano confirmó que no es el mismo de los años con el Movistar y que cuando se enfrenta a los mejores corredores del momento no responde.

La victoria en el Giro de Italia del 2014 y dela Vuelta a España del 2016, así como los segundos puestos en el Tour de Francia del 2013 y 2015 y el tercero en el 2016 no se pueden olvidar, pero hoy no es el mismo corredor, no está a la altura de los demás para luchar por la victoria en la general de alguna de las tres grandes.

Bernal es un caso distinto. Ganó la Ruta de Occitania, con etapa incluida, fue vencido en L’Ain por Roglic y se retiró en el Dauphiné.

Llegó al Tour a defender el título del año pasado y desde la primera semana mostró que no estaba bien. En los finales le picaron segundos Roglic y Pogacar, y en la segunda pasó algo similar.

Ya en el Grand Colombier falló, cedió terreno y no se sintió bien, corroboró lo que pasó en la primera parte del Tour y en los últimos días. ¿Los problemas de espalda que sufrió en el Dauphiné? Sí, y además, el dolor en las piernas.

El tema es que es difícil conocer el verdadero estado de cada ciclista. Es impredecible lo que les pasa, su momento, porque la suspensión de las carreras y la retoma de actividades perjudica a unos y beneficia a otros.

Bernal está en la lista de los últimos. Se vio que sus entrenamientos cuando dieron el permiso para salir a entrenar a carretera eran de gran volumen, pero no se sabe si llegó sobre entrenado, muy cargado al Tour y eso lo pagó.

La verdad es que el tema es bien distinto, mientras Nairo tiene 30 años y se le acaban las opciones de ganar el Tour porque hay otros que van más fuerte que él, Bernal solo tiene 23 y muchas más opciones de volverlo a ganar.

Lisandro Rengifo
Redactor de EL TIEMPO
@lisandroabel

Please follow and like us:
error0
Tweet 50

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *