post

Joven se suicida tras ver un ‘agujero’ de 730.000 dólares en su cuenta de inversión

Ivette Leyva

Alexander Kearns, un estudiante residente en la Universidad de Nebraska, dio un triste paso decisivo y murió atropellado por un tren

el pasado 12 de junio. A sus padres, que viven en Naperville, Illinois, les dejaba una nota que lo explicaba todo: desesperado ante una caída de su balance financiero, prefería morir.

Poco después, según una información de Forbes, se supo que al joven lo movió la notificación de que tenía un saldo negativo de 730,000 dólares en su cuenta de la conocida plataforma de inversión digital Robinhood, que a través de una aplicación móvil divertida, fácil de usar y sin el pago de comisiones, le otorga incluso a los nuevos clientes acciones gratuitas.

“¿Cómo es posible que un joven de 20 años sin ingresos se le asigne casi un millón de dólares de apalancamiento?”, decía la nota que le dirigió a sus padres. “Una lección dolorosa, al carajo Robinhood”.

Al parecer, Kearns había estado comprando y vendiendo opciones, no acciones, por lo que el saldo negativo que llegó a ver en la pantalla de su teléfono parece haber sido una cifra temporal mientras sus acciones se ajustaban en su cuenta.

El usuario de Twitter Bill Brewster, analista del Sullimar Capital, con sede en Chicago, y pariente de Kearns, divulgó una captura de pantalla de la cuenta de Robinhood de Kearns, en la que se demuestra que el joven estaba negociando opciones, lo que sugiere que el saldo negativo que lo envió al límite era temporal.

“Las acciones que compré/vendí también deberían haberse cancelado, pero tampoco tengo idea de lo que estaba haciendo ahora en retrospectiva”, lamentaba el suicida en su escrito final.

La envergadura de tal cifra en números rojos lo condujo al desespero.

«Cuando vio ese número de US$730,000 como negativo, pensó que había hecho trizas todo su futuro», comentó Brewster. «Quiero decir que es un niño que cuando era más joven era muy consciente de los ahorros».

Horas después de la tragedia, muchos usuarios descargaron su ira contra este tipo de plataformas gratuitas que cualquiera puede descargar en forma de app, y que dan pie a que personas sin conocimientos de negocios e inversiones se lancen a una aventura riesgosa con tal de ganar algún dinero.

Un villano ¿bueno? en el mundo financiero

Robinhood se ha hecho especialmente popular entre los jóvenes millennials. En los últimos tiempos, la plataforma incorporó tres millones de cuentas nuevas de usuarios con un promedio de 31 años, todos impulsados por el confinamiento y la pérdida de empleos e ingresos. En una situación global de estas características, no pocos estadounidenses optaron por apostar para intentar obtener dinero fácil en medio de la cuarentena por el COVID-19.

«Desde que empezó la pandemia hemos casi duplicado el número de clientes», reconoció para El Economista Gabriela Berrospi, fundadora de la plataforma de inversión Latino Wall Street, cuyo número de suscriptores ha pasado de 700 a casi 1.400.

«Los millennials ven estos valores extraordinariamente baratos y entran de lleno, eufóricos, impulsando su cotización», explicó para el mismo medio Ken Polcari, director de inversión de SlateStone Wealth.

En las redes, varios usuarios insultados por la muerte de Kearns fustigaron tanto a la app como a los reguladores financieros a nivel nacional —la Comisión de la Bolsa de Valores (SEC, en inglés) y la Autoridad Reguladora de la Industria Financiera (FINRA, en inglés)—, por no proteger mejor a los inversores novatos, según una nota de New York Post.

“¿Dónde demonios estaba la SEC? ¿Dónde estaba FINRA? ¡Este niño no tenía ingresos y se le otorgó un millón de dólares en apalancamiento!”, tuiteó el usuario @apollotradingsd.

Mientras, desde Robinhood, en el corazón de Silicon Valley, hicieron público un comunicado en el que lamenta la muerte del joven cliente.

“Todos estamos profundamente tristes por esta terrible noticia y nos hemos comunicado durante el fin de semana con la familia para compartir nuestras condolencias”, expresa el documento.

Según Forbes, firmas como Robinhood, E-Trade, TD Ameritrade, Charles Schwab, Interactive Brokers, Fidelity e incluso Merrill Lynch han adoptado el comercio libre de comisiones y los saldos mínimos en un esfuerzo por atraer a clientes más jóvenes, muchos de los cuales tienen poca comprensión de los valores y los mercados en los que están incursionando.

Please follow and like us:
error0
Tweet 50

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *