post

Juez ordena prisión preventiva contra 12 policías de Tamaulipas por masacre en Camargo

El juez de control vinculó a proceso y dictó prisión preventiva a los 12 policías estatales de Tamaulipas acusados de la masacre de Camargo.

La audiencia inicial inició y concluyó a puerta cerrada, situación que impidió conocer los detalles de las imputaciones hechas por la Fiscalía General de Justicia de Tamaulipas. Ocho de los 12 acusados pertenecen al Grupo de Operaciones Especiales (Gopes).

Te puede interesar: De la masacre de Nuevo Laredo a las desapariciones de Mier: otros crímenes que imputan a policías de Tamaulipas

Los probables responsables, señaló la Fiscalía, son Mayra Elizabeth “V”, Jorge Alfredo “C”, Williams “F”, Édgar Manuel “A”, Horacio “R”, Carlos “R”, Jorge “C”, José Luis “L”, Héctor Javier “A”, Christian Eduardo “G”, Ismael “V” y Horacio “Q

 

“La autoridad judicial también estableció seis meses para la investigación complementaria y prisión preventiva oficiosa por el tiempo que dure el proceso”, expuso la Fiscalía en un comunicado.

El pasado 2 de febrero, el titular de la Fiscalía General de Justicia, Irving Barrios Mojica, dijo que la y los policías son culpables de homicidio calificado, abuso de autoridad, desempeño de funciones administrativas y falsedad en informes dados a la autoridad.

Fuentes del caso refirieron a Animal Político que la mujer y los 11 hombres fueron recluidos en el penal de Victoria al terminar la audiencia.

La masacre de Camargo fue descubierta, ha dicho la Fiscalía, por un reporte ciudadano que alertó a los policías estatales. Posteriormente, el Ministerio Público acudió al kilómetro 25 de la brecha conocida del poblado Santa Anita, donde encontraron una camioneta Sequoia, 2008, con placas de circulación de Nuevo León, y una pick up Silverado, con 19 cuerpos calcinados.

La camioneta con los cadáveres tenía 113 impactos de bala, de acuerdo con el peritaje. En el sitio no encontraron casquillos. En ese mismo vehículo hallaron tres armas largas, dos del calibre .223 mm, una del 7.62×39 mm, y 11 casquillos, de los cuales nueve son del calibre .223 mm y dos del 7.62×39 mm.

“Cobra fuerza la teoría de la alteración de la escena del crimen, debido de la ausencia de casquillos y municiones en concordancia con los disparos que presentaba la unidad vehículo tipo pick up, así como la contradicción entre lo reportado en el informe policial homologado del día de los hechos y las entrevistas a los elementos policiales”, afirmó el fiscal tamaulipeco Irving Barrios Mojica.

A la par del proceso judicial continuaron los exámenes genéticos a los tres cuerpos que no han sido identificados. Los cadáveres de las y los originarios de Guatemala serán repatriados hasta que concluyan el reconocimiento forense.

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

Please follow and like us:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *