post

Tras la polémica, renunció el jefe de Opinión de The New York Times

NUEVA YORK.- El editor jefe de la sección Opinión de The New York Times, James Benett,

renunció ayer a su cargo luego de la controversia que provocó la publicación de una columna de un senador republicano en la que exigía el uso de la fuerza militar contra los manifestantes de las protestas contra el racismo surgidas a partir de la muerte de George Floyd.

«La semana pasada vimos una significativa falla en nuestros procesos de edición, y no fue la primera que experimentamos en los últimos años», dijo el director, Arthur G. Sulzberger, en una nota publicada hoy en el sitio web de The New York Times.

Además, informó que Jim Dao, el subeditor de la página de Opinión, deja su posición y tomará «un nuevo cargo en la redacción». Mientras que la subeditora Katie Kingsbury, será editora en funciones durante las elecciones de noviembre.

«Manden a las tropas»: la columna en The New York Times que encendió a la opinión pública en Estados Unidos

La columna que causó la polémica lleva la firma del senador republicano Tom Cotton y se titula «Send in the troops» («Manden las tropas»). «La nación debe restablecer el orden. El ejército está listo», dice uno de sus pasajes.

El texto critica las protestas contra el racismo a causa del asesinato de George Floyd y despertó una fuerte polémica en la opinión pública, así como entre periodistas de The New York Times, muchos de los cuales decidieron condenar abiertamente la decisión de publicarla.

Tras la publicación, que fue viralizada rápidamente a través de las redes sociales, muchos periodistas del diario empezaron a expresar su repudio a través de un mensaje: «Publicar esto pone a los integrantes negros del staff de The New York Times en peligro», escribieron en Twitter.

Incluso Bennet salió a explicar en la misma red social los motivos por los cuales se decidió dar lugar a la controvertida columna. «La junta editorial del Times ha defendido con fuerza las protestas como patrióticas y criticó el uso de la fuerza, diciendo hoy que la policía a menudo ha respondido con más violencia contra manifestantes, periodistas y transeúntes. También nos hemos cruzado durante años contra las crueldades sistémicas subyacentes que llevaron a estas protestas», expresó la semana pasada.

«Times Opinion le debe a nuestros lectores mostrarles contraargumentos, particularmente aquellos presentados por personas en condiciones de establecer políticas. Entendemos que muchos lectores encuentran el argumento del senador Cotton doloroso, incluso peligroso. Creemos que esa es una de las razones por las que requiere escrutinio público y debate «, siguió.

Luego de la publicación de la columna y del repudio generalizado, Arthur G. Sulzberger dijo que entendía por qué algunos miembros del personal sentían que el trabajo del diario había sido «eclipsado por la decepción y el dolor» por el artículo de opinión de Cotton.

«Está claro que muchos creen que esta pieza quedó fuera del ámbito de lo aceptable, representando comentarios peligrosos en un momento explosivo que no debería haber encontrado un lugar en el Times, incluso como un contrapunto a nuestra propia visión institucional», sostuvo el director ejecutivo.

«Ya he escuchado a muchos de ustedes y escucharé a otros más en los próximos días, comenzando con grupos más pequeños de nuestros colegas negros , que están cubriendo esta historia y viviéndola al mismo tiempo», añadió.

LA NACION,lanacion.com
Please follow and like us:
error0
Tweet 50

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *